lunes, febrero 25, 2008

Iron Maiden en Mexico (Feb 24)

Iron Maiden en Mexico

Un concierto muy esperado, desde la preventa. Se esperaba un deleite para los oidos, pero no llegó a serlo.


Es justo decir que el concierto en la ciudad de Mexico fue Malo.
Antes de que se me lancen al cuello, quiero especificar: Las fallas pudieron ser técnicas, y no de actitud ni de performance de la banda, pero fueron fallas al fin.

El audio dejó mucho que desear (Soy fan de Maiden por la calridad en la guitarra, y en todas las piezas, solo salía un ruido ininteligible)

La llegada fue muy apresurada? NO hubo tiempo suficiente para el soundcheck?

La hija de Harris comenzó puntual, y desde las 7 horas de la tarde se comenzaba a no escuchar como debía. Iron Maiden comenzó a las 8 en punto. Estoy seguro que a todos se nos puso la piel chinita a ver imagenes de la batalla por Bretaña, y comenzar a escuchar Aces High.

En otros lados se comentará la elección de canciones; La emoción de ver a Bruce cambiar de vestuario y saltando por todo el escenario. La impresión de ver un Eddie gigante, del somewhere in time, y los fondos inmensos.

Cincuenta mil almas encontrandose con sus idolos y los idolos sacando lo mejor del repertorio, es una experiencia magica.

La magia de la banda no se pierde. Lástima que por la mala organización o negligencia (Si fue el crew de la banda, o si fue la compañia que organiza , osea OCESA) la experiencia estuvo manchada.
Hasta donde se y he leído, este problema no ha sucedido en niguna otra parte del mundo.

Por un lado fue increible corear las canciones que se llevan tatuadas y que son ya nuestras. Pero me hubiera gustado poder escucharlas en todo su esplendor

Lástima de sonido. 3 guitarras en el escenario,con todo su poder y su maestría era lo menos que podíamos esperar al reunir de nuevo a un grupo de lo que hay poco con una cantidad inmensa de seguidores en un concierto único.

Ojalá no tarden otros 15 años en regresar. Ya quiero escucharlos como ddebe ser

1 comentario:

Albita dijo...

He escuchado que la logística ha dejado mucho que desear en México y en Argentina... ¡ZAZ!